Beneficios del cacao y el chocolate

La popularidad del cacao llegó a Europa nada menos que un 7 de julio de 1550. Desde entonces los granos del Theobroma Cacao se han convertido en elementos claves para conseguir uno de los pecados alimenticios más deseados del planeta: el chocolate. Porque no, no son exactamente lo mismo…

cacao

La semilla del cacao es la base para elaborar el chocolate. Las diferentes mezclas y añadidos de ingredientes (manteca de cacao, espesantes, estabilizantes, reguladores de acidez…) hacen que podamos obtener chocolate blanco, con leche, almendrado, etc. Por lo tanto, la mayoría de las características, cualidad y beneficios del cacao se pueden encontrar en el chocolate, a pesar de que hasta hace relativamente poco se identificaba como un alimento que promovía la aparición del acné, la obesidad, la presión arterial alta o la diabetes. Sin embargo, el descubrimiento de compuestos biológicamente activos en el cacao han impulsado investigaciones sobre los efectos positivos que podría tener frente al envejecimiento o el estrés oxidativo ya que se trata de un potente antioxidante.

  1. Su acción contra los radicales libres es, precisamente, uno de sus principales beneficios. Alrededor del 10% del peso del polvo de cacao que se emplea para preparar bebidas corresponde a los flavonoides. Estos flavonoides son metabolitos secundarios, compuestos orgánicos sintetizados por el organismo, que se caracterizan por sus propiedades antioxidantes, entre otras. Los antioxidantes son las defensas que el organismo lanza contra los radicales libres, pequeñas moléculas cuya producción excesiva puede dañar las células.
  1. Evitar la pérdida de memoria: Según los científicos de la Facultad de Medicina de Harvard el beber dos tazas de chocolate caliente al día puede ayudar a mantener nuestro cerebro sano y prevenir la pérdida de memoria en personas mayores.
  1. ¿Prevenir el cáncer?: Aunque no hay estudios científicos que garanticen esta propiedad, cada vez son más las opiniones que respaldan la teoría de que aquellas personas que consumen más chocolate reducen el desarrollo de diferentes tipos de cáncer. La razón principal volvemos a atribuirla a los flavonoides y sus propiedades anticancerígenas.
  1. Aumenta el colesterol bueno: El chocolate con alto contenido en cacao (70%) aporta más de un 35% de grasas, de las cuales un tercio es ácido esteárico, que puede tener efectos positivos en la regulación de los niveles de colesterol en sangre. Otro tercio consiste en el ácido oleico monoinsaturado, que reduce los niveles de colesterol total y malo (LDL). Por otro lado, los polifenoles que se encuentran en el chocolate se encargan de incrementar ciertas proteínas que se acoplan al material genético del ADN para potenciar los niveles del colesterol bueno (HDL).
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *